¿Por qué este ministerio? Parte 2 – Tarea de los pastores

Pbro. Daniel Varayoud

Lee la primera parte en Por qué este ministerio? Parte 1 – Fundamentos

Tarea de los Pastores

Los documentos de la Iglesia llaman también a que los pastores deberán mostrar su solicitud hacia los que sufren las consecuencias del divorcio, la supremacía de la misericordia sobre cualquier modo de juicio ha de ser la regla para mirar estas situaciones.

Por otro lado, los pastores podemos ver muchas veces que matrimonios que viven esta situación “no sacramental”, tienen una vida espiritual de verdadero crecimiento en la santidad. El testimonio de muchos de estos matrimonios puede ayudar a los matrimonios sacramentados a profundizar la gracia del sacramento del matrimonio como plenitud del amor de Dios. De allí que urge una sólida formación para que podamos iluminar estos casos.

Por todo esto el ministerio de “Verdad y Misericordia” es una respuesta a la invitación del Papa Juan Pablo II que nos llama a iluminar con la verdad del Evangelio a cada matrimonio y sostenerlo desde la Misericordia.

También este ministerio no es más que la respuesta a lo que el Pontificio Consejo para la Familia pidió ya hace unos años: “La Iglesia… quiere hacer uso de cualquier medio para que las comunidades locales puedan sostener a las personas que viven en estas condiciones. (…) invitamos a todos los que tienen responsabilidades en la iglesia a un esfuerzo especial con respecto a los que viven las consecuencias de las heridas causadas por el divorcio…”. Más adelante agrega: “Este esfuerzo especial supone una adecuada formación de los sacerdotes y de los laicos comprometidos en la pastoral familiar. El primer signo del amor de la iglesia es no permitir que caiga el silencio sobre una situación tan preocupante (Cf. FC 84”.

Esto nos hace pensar, que si en la Iglesia no se encuentran maneras de llegar e integrar estas situaciones, se debe a una falta sería en la formación. Esto es aún más doloroso y notorio cuando esta falencia está presente en los pastores. Lamentablemente la experiencia muestra la dificultad de integrar en la pastoral, y en especial la familiar, estas situaciones difíciles.

En definitiva, este ministerio responde a la sensibilidad de la Iglesia que anuncia el Evangelio en las situaciones y realidades concretas. Y  no por esto se deja de valorar la sacramentalidad y unicidad de matrimonio válidamente contraído. Tampoco por esto la Iglesia deja de reconocer lo doloroso del divorcio, especialmente como un mal hacia los hijos, siendo ellos los que más sufren.

Hasta aquí hemos intentado responder al ¿por qué de este ministerio? Será una larga tarea responder a la voluntad de Dios y a lo que la Iglesia propone.

Por Tu Verdad y Misericordia…Te Serviremos Señor.

Notas:

1. Pontificio Consejo para la Familia, Idem.

2. Idem.

http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/digg_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/stumbleupon_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/delicious_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/technorati_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/google_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/myspace_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/facebook_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/yahoobuzz_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/sphinn_48.png http://verdadymisericordia.org/wp-content/plugins/sociofluid/images/twitter_48.png

1 Response to "¿Por qué este ministerio? Parte 2 – Tarea de los pastores"

  • Cecilia says:
Leave a Comment